✅Objeción de conciencia

médico-objetor-de-conciencia
Sanitario objetor de conciencia

«La ley se creó para el hombre con conciencia y no la conciencia del hombre se creó por las leyes»

SOBRE EL DERECHO A LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA

LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA es la negativa de un individuo a cumplir lo mandado por una concreta norma del ordenamiento jurídico, por ser su cumplimiento incompatible con los dictados de la conciencia.

Los supuestos donde opera la Objeción de Conciencia son mínimos, pues como regla general se legisla respetando las normas morales; pero, eso sí, son relativos temporalmente porque dependerá las obligaciones jurídicas que estén en vigor en cada momento. Históricamente se había vinculado la objeción de conciencia a la prestación del servicio militar, hoy tiene su protagonismo en lo referente al inicio de la vida, y se prevé que entrará a escena también cuando se apruebe la ley de eutanasia en lo referente al final de la vida.

El derecho a la Objeción de Conciencia es Derecho Constitucional ligado al derecho reconocido en el artículo 16 de la CE, y su ejercicio y defensa se sustenta en nuestra Carta Magna.

En el ámbito del Aborto. La objeción de conciencia es el derecho del profesional sanitario a negarse a ejecutar o participar en prácticas abortivas

Puede ejercitarse por farmacéuticos.- Es de reseñar la Sentencia del Tribunal Constitucional núm.. 145 de fecha 25.06.2015, que dictamina que la NEGATIVA de un farmacéutico, con base a su derecho de objeción de conciencia, a despachar en su farmacia el medicamento con el principio activo levonorgestrel 0’750 mg. (coloquialmente conocido como «píldora del día después»), incumplimiento la ley administrativa que le obliga a su dispensa, ES LEGAL Y NO PUEDE SANCIONARSE.

Puede ejercitarse por médicos y demás personal sanitario.-El artículo 19 .2 Y la ley 2/2010 de 3 de marzo de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo, dispone que los profesionales sanitarios tendrán derecho a la objeción de conciencia.

Mientras esta ley pone formalmente determinados límites al ejercicio del derecho constitucional de objeción de conciencia a los sanitarios, tales como que solo se les reconocerse a los profesionales directamente implicados en los abortos, los órganos judiciales van aplicando el derecho a la objeción de conciencia negando alguno de dichos límites.

La Sentencia núm. 105 dictada por el Juzgado Contencioso Administrativo 1 de Málaga de fecha 23.02.2012, ANULA LA INADMISIÓN de la solicitud de objeción de conciencia en el proceso de información del aborto a la abortista, pues “LAS FUNCIONES INFORMATIVAS NO SON AJENAS AL PROCESO DEL ABORTO, SINO  ES EL INICIO DEL PROCESO MISMO, DE CARÁCTER PRECEPTIVO”

Es interesante también la Sentencia emanada del Tribunal Constitucional sobre el Registro Público de Objetores de Conciencia para el Aborto. La ley foral de Navarra creó dicho registro público y el Tribunal Constitucional en Sentencia de fecha 25.09.2014, considera que el Registro Público de Objetores no limita desproporcionadamente el derecho. Eso sí, el Tribunal limita los sujetos que pueden tener acceso a dicha información.

Como todos sabemos está en marcha la ley de eutanasia,
actualmente se encuentra su debate en el Senado

Al respecto del proyecto de la Ley de eutanasia, los colegios médicos están en contra de un Registro Público de objetores de conciencia.

Una multitud de juristas han hechos un llamamiento público de la inconstitucionalidad de la ley antes de que se apruebe.

Esta ley será una grave amenaza para los ancianos y enfermos.

Otra duda que me queda es si los Abogados adscritos al turno de oficio, en ejercicio del derecho a la objeción de conciencia, podrán negarse a recurrir las Resoluciones dictadas por la Comisión de Garantía y Evaluación que deniegan la eutanasia.

Ante esta perspectiva cobra vital importancia tener hecho testamento vital. Para poder dejar por escrito, de forma vinculante para sanitarios y familiares, de forma libre y consciente, nuestra verdadera voluntad para una posible situación que podamos sufrir por crisis del cuerpo. Esta será la forma de no dejar que valore otro nuestra capacidad de decisión cuando nos encontremos en crisis funcional del cuerpo.

El derecho a la objeción de conciencia se merece una defensa jurídica porque la ley se creó para el hombre con conciencia y no la conciencia del hombre se creó por las leyes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *